Automation Top

Resolución de los mayores retos de la materialografía con la automatización

Al pensar en la automatización en la industria, lo primero que imaginamos son robots fabricando coches. Sin embargo, esta tecnología puede desempeñar un papel vital en muchas otras áreas del proceso de producción. A medida que la demanda del consumidor sigue aumentando, las empresas deben encontrar nuevas formas de superar los retos relacionados con la eficiencia y la consistencia para seguir siendo competitivas. Así es como la automatización puede ofrecer la respuesta.

El santo grial de la materialografía: la reproducibilidad

Para muchas empresas, la consistencia en la calidad del producto es vital para mantener la competitividad. Si tomamos como ejemplo la industria de la automoción, incluso la más mínima anomalía en un producto puede tener consecuencias potencialmente mortales. Los riesgos son simplemente demasiado grandes para ignorarlos. Como resultado, su proceso materialográfico debe ser lo más eficaz posible. Ahí es donde entra en juego la reproducibilidad; si el proceso es reproducible, se puede confiar en los resultados.

La automatización mejora en gran medida la reproducibilidad al minimizar la participación humana (y, por lo tanto, el error humano) que puede afectar al resultado. Por definición, una máquina realizará exactamente los mismos pasos de la misma manera, siempre, lo que se traduce en un mayor grado de precisión y repetibilidad. Por supuesto, esto implica una mayor certeza, eficiencia y control de calidad; y en mercados altamente competitivos donde la reputación y la confianza son cruciales para avanzar, esto puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Satisfacer las necesidades de rendimiento

En un futuro no muy lejano, la consolidación significará que menos fabricantes producirán lotes más grandes en numerosas plantas de producción diferentes.

"Esto ejerce una presión mayor en las empresas para que ofrezcan una calidad de producto constante, a nivel global. Por lo tanto, habrá una necesidad de soluciones que permitan mayor rendimiento, precisión y eficiencia, a ser posible sin incurrir en más costes", indica Jacob Rubæk Holm, profesor adjunto en dinámica industrial y métodos cuantitativos.

Por este motivo, muchos laboratorios materialográficos están recurriendo a la automatización para resolver sus problemas de rendimiento. En concreto, en los procesos más repetitivos, la automatización ofrece una forma más fiable de entregar el número acordado de muestras, haciéndolo a tiempo, con menos personal y mínimas paradas de producción, siendo este último un aspecto que preocupa al equipo de dirección.

Optimizar mediante la estandarización

El equipo automatizado también permite a los laboratorios asegurar una mayor estandarización de los procesos, otro factor importante que afecta a la reproducibilidad. La automatización facilita que otra persona asuma una tarea sin comprometer la calidad del resultado. Además, a diferencia de las personas, las máquinas nunca fallan al seguir el proceso específicamente como se ha indicado. Esto mejora la eficiencia, reduce los residuos y ayuda a eliminar cualquier elemento de incertidumbre en el proceso.

Asimismo, un proceso más estandarizado no solo ofrece a los laboratorios la certeza que necesitan en sus resultados, sino también mayor información sobre su método. Los datos que esto crea son muy útiles y los técnicos pueden utilizarlos de diferentes maneras. Por ejemplo, para optimizar los procesos y métodos, proporcionar documentación para los registros de auditoría o planificar el mantenimiento programado.

Simplificar las cosas

La automatización también puede ayudar a que la plantilla sea más productiva. Al eliminar el proceso de preparación por parte de los operarios, los técnicos de laboratorio tendrán más tiempo libre para centrarse en otras tareas relevantes, como el análisis.

Las nuevas generaciones de equipos automatizados también son más fáciles de usar. Así, el proceso es más seguro para los usuarios e implica menos formación; por lo tanto, hay más personas que pueden hacerlo. Otro factor relacionado y, a veces, ignorado es el bienestar mental. Si partimos de que un trabajo es más fácil, más seguro y menos estresante, por lo general será más productivo.

Donde la asistencia especializada marca la diferencia

Sin embargo, implementar un proceso materialográfico automatizado no es tan sencillo como comprar el equipo y ponerlo en funcionamiento. Lo mejor es trabajar con un socio especializado que entienda sus necesidades, se asegure de que dispone del equipo adecuado y pueda compartir información sobre los procesos. Cuando estos factores se unen, las ventajas de un proceso automatizado comienzan a marcar la diferencia.

Además, la naturaleza global de muchos negocios de fabricación significa que algunos negocios a menudo tienen múltiples fábricas de producción repartidas por todo el mundo. Si necesitan garantizar que cada producto cumpla las mismas especificaciones de exigencia, es crucial que su proceso materialográfico se estandarice en todas las líneas de producción. Por lo tanto, es importante utilizar un socio materialográfico que pueda adaptarse a su presencia global y proporcionarle una experiencia constante y el mismo equipo, sin importar dónde se encuentre o cuándo lo necesite.

Una fuerza impulsora para el éxito

La automatización ha recorrido un largo trayecto en los últimos 100 años y ahora desempeña un papel fundamental al ayudar a las empresas a mantener la eficiencia, coherencia y calidad en el proceso de producción. Los especialistas en materialografía, como Struers, han aportado estas ventajas directamente a los laboratorios de ensayo, ayudando a las empresas a resolver sus retos y permitiéndoles ofrecer una seguridad aún mayor a sus clientes.

"La automatización ha demostrado ser útil en muchas más áreas de lo imaginable", comenta Stig Nygaard Quist, vicepresidente de desarrollo empresarial de Struers. "El siguiente paso será interesante. Áreas como el aprendizaje automático cambiarán la versatilidad de esta tecnología y abrirán nuevas oportunidades.

"Lo que sí es cierto es que: a medida que los clientes buscan agilizar la producción, implementar estrategias como LEAN e instalar una mayor eficiencia y calidad en los aspectos de su negocio, la automatización será una de las fuerzas impulsoras de su éxito. En Struers, contamos con la experiencia y las soluciones necesarias para lograrlo".

INFÓRMESE SOBRE LA AUTOMATIZACIÓN

Lea el resto de nuestros artículos para obtener más información sobre las ventajas de la automatización en materialografía. O bien, descubra más sobre Struers y cómo podemos asociarnos con usted para satisfacer sus necesidades.

Descubra nuestras soluciones automatizadas

Magnutom 5000

Magnutom-5000

  • Programación intuitiva basada en iconos
  • Función de simulador
  • Limpieza automática AxioWash

Magnutom-5000 es la única máquina de corte de su clase que puede definir las secuencias más complejas de corte y simular todas las...

Averiguar más
Tegramin es un potente sistema de preparación para preparar muestras de alta calidad

Xmatic

  • Máxima reproducibilidad y eficiencia con automatización completa
  • Mayor seguridad en el lugar de trabajo con intervención mínima del usuario
  • Eliminación de errores humanos y variación del proceso

Certeza que solo la automatización puede ofrecer.

Averiguar más
Approachable application specialists

Nosotros estamos aqui para ayudar

Póngase en contacto con nuestros especialistas en aplicaciones para mejorar su control de calidad, análisis de fallas, ciencia de materiales o investigación académica. O si tienes una pregunta específica sobre un método de preparación, un material o un tema relacionado con la industria. Estamos aquí para ayudarte.

Ver nuestros equipos